19 julio 2020

Coach The fragance

¡Buenas tardes!

¿Cómo estáis? Espero que bien. Ayer me pasé por una perfumería. Estaba vacía. La chica que me atendió en ese momento, me dio a probar las novedades de esta temporada. Probé en total seis perfumes, y tengo que decir, que la mayoría me gustaron, no me echaron para atrás como venía siendo habitual. Una de ellas me chocó muchísimo y es la nueva fragancia de Hugo Boss para mujer. Por su apariencia, pensé que se trataría de una fragancia cítrica; la caja es naranja, y nada más lejos de la realidad, de hecho es aroma intenso, y recuerda a fragancias masculinas, también de la firma. 



No creo que compre perfumes en lo que queda de año, porque lamentablemente apenas estoy usando. Pero intentaré reseñar las novedades que probé ayer, para así hablaros de fragancias más actuales. 

Hoy os voy a hablar de un perfume muy diferente a lo que quizás correspondería por la época del año. Me gustaría hablaros de fragancias más acordes al verano, pero no tengo nada a disposición, ni siquiera entre las muestras que he ido acumulando. Por otro lado, este año debido a la situación que estamos viviendo, estoy utilizando muy poco perfume, la mayoría de los días uso colonia, y la verdad es que no creo que ese contenido os interese, por lo que hoy voy a reseñar Coach The Fragance. 

Tengo la impresión de haber perdido práctica a la hora de elaborar reseñas, porque no escribo con la facilidad con la que lo hacía antes. Por suerte, tengo entre manos un perfume que me gusta, espero que eso ayude. Se lo regalé a mi madre, hace un par de Navidades, sino me equivoco. La verdad es que estoy perdiendo la noción del tiempo. Estos últimos años se me están pasando volando. Creo que lo compré en las Navidades de 2018.

Me recuerda a otro perfume, pero no lo tengo claro. Ha habido un momento en que casi he sentido reconocer cuál era, pero ha sido una impresión muy breve. Como cuando tienes algo en la punta de la lengua, y no te sale, espero que a lo largo de la reseña, venga la iluminación. 

Es una fragancia floral, dulce, con un toque ligeramente atalcado. Es una fragancia versátil. En el sentido de que se puede usar en varias situaciones. Acabo de caer... Es una fragancia de Yves Rocher, que tuve hace unos años, Moment de Bonheur. Guarda cierto parecido con ese perfume. En la salida se parece bastante a otra fragancia de Yves Saint Laurent, la cosa va de Yves...Se trata de Mon Paris. Si habéis probado alguno de los perfumes, que menciono, o reconocéis el estilo, y os gusta, puedo decir, que también os llamará la atención el perfume de Coach. 

Tiene una fijación aceptable y no es de los perfumes que dejan estela pero si siente sin aproximarte demasiado a la persona que lo lleva. Como he comentado en párrafos anteriores, aunque es dulce, no resulta demasiado cargante, por lo que se puede usar en diferentes circunstancias. Mi madre lo ha usado para ir a trabajar y también para salir a cenar. De modo que si necesitáis una fragancia comodín, puede ser una buena opción. 

Desde mi punto de vista, las notas de frambuesa, pimienta rosa, ciclamen, almizcle y sándalo son las más perceptibles. Creo que no me queda mucho más que contaros. Espero que os haya resultado interesante. Muchas gracias por las lecturas y comentarios. Por cierto, contadme si os apetece, qué perfume tenéis como comodín. 

Au revoir. 

04 julio 2020

Good girl Carolina Herrera

¡Buenas tardes!

¿Cómo estáis? Hoy me apetecía cambiar de tercios. El verano, las vacaciones, las noches, invitan a arreglarse un poco y salir a tomar algo en terrazas. Es por eso que Good girl me ha parecido una buena opción, dentro de las posibilidades que tenía para esta semana.


La estética del envase y el color del mismo, hacen pensar que se trata de una fragancia para ocasiones especiales, y más concretamente, salidas nocturnas. Lo catalogan como una fragancia oriental floral. La salida me ha parecido poco armoniosa, ácida y amarga con un toque un pelín estridente, a medida que evoluciona parece más equilibrado, más armónico. Es dulce, tiene notas de haba tonka, vainilla, cacao, café, canela... Si, parece que he dado con otro perfume gourmand. 

En la entrada de la semana pasada, os comenté que actualmente las fragancias gourmand son a los perfumes, lo que los SUV a los automóviles. No hay marca que se precie, que no tenga un perfume de este tipo en su haber, y si hablamos de Carolina Herrera, cuyos perfumes son elaborados por Puig, pues ya ni os cuento. 

Os voy a decir una cosa que quizás os choca muchísimo, pero creo que este perfume podría usarlo cualquier hombre, al que, por supuesto, le gusten este tipo de fragancias. A mi parecer no predominan las notas florales. Me están viniendo a la mente, fragancias como Le Male de Jean Paul Gaultier, Pure XS de Paco Rabanne, Luna Rossa de Prada. Si no fuera por la estética del envase, más de un hombre se lo llevaba a casa, estoy convencida. Sé que el diseño del envase es una parte muy importante en el proceso de creación y comercialización de una fragancia, pero si pudiéramos hacer un experimento con esta fragancia y ponerle un nombre y envases neutros, posiblemente nos sorprenderíamos con los resultados.

Por cierto, el envase de Bad boy, su homónimo masculino, me parece muy desacertado. En mi opinión es un diseño muy forzado para intentar seguir la estética de Good girl, no resulta atractivo. No he probado la fragancia, por lo que no puedo opinar sobre ella, pero si tengo ocasión la probaré por curiosidad para comprobar si tiene algo en común con esta otra. 

A mi personalmente no me atrae la fragancia de Good girl, no encaja conmigo. Me imagino que es un superventas, dado lo muchísimo que lo publicitan durante la campaña navideña; recuerdo a la perfección el anuncio porque lo ponen en bucle en Navidades. Otra señal inequívoca de su éxito es la cantidad de versiones y ediciones que se han hecho ya, en los escasos cuatros años de vida que tiene la fragancia. 

He de reconocer que el envase es muy original y atractivo, es probable que se haya llevado algún premio, y no es para menos. Decadence de Marc Jacobs y Good girl de Carolina Herrera son los envases de perfumes más originales que he visto en mucho tiempo. 

Es una fragancia con una duración aceptable, y no deja demasiada estela. Quizás por lo dulce del conjunto la reservaría para la época más fría, aunque creo que lo ideal es para usar al aire libre, de noche y en ocasiones especiales. Yo personalmente no lo usaría a diario. Creo que no me queda más que decir sobre la fragancia. Espero que os haya resultado interesante. Muchas gracias por vuestras lecturas y comentarios. 

Au revoir. 

27 junio 2020

Mademoiselle Rochas

¡Buenas tardes!

¿Cómo estáis? Hoy tenía pensado hacer una reseña sobre otra fragancia. De hecho, tenía preparadas un par de fotos para subir a Instagram, pero mientras organizaba la ropa en un cajón, me he encontrado con una miniatura de Mademoiselle Rochas, y me ha parecido tan cuqui el envase, que he cambiado de opinión y he decidido que hoy os iba a hablar de esta otra fragancia de Rochas. 

Me la regaló una amiga, hace ya unos cuantos años, justo en el año de su lanzamiento, 2017. Así que lo tenía planeado para hoy, lo dejo para otro fin de semana, no hay problema. 



Es una fragancia bastante común de la familia floral/frutal. Sé que hay muchas fragancias de esta familia olfativa, es más, podría decir que la mayoría de los perfumes que me gustan, son de esta familia. Es un caballo ganador, pero hay aromas que tienen un no sé qué, que te engancha, y otros por el contrario, te dejan indiferente, o te producen rechazo. 

Mademoiselle Rochas tiene notas cítricas y de frutos rojos, `pero los aromas cítricos se volatilizan muy pronto y dejan paso a las notas de frutos rojos, cosa que he comprobado que no me gusta. No podría explicaros porqué, pero siento preferencia por los cítricos, las fragancias en las que destacan los frutos del bosque, no me atraen, me terminan cansando. 

Otra de las notas predominantes en la manzana caramelizada. Como sabéis de un tiempo a esta parte, los aromas gourmand, se han convertido en los favoritos del público, por lo que todas las marcas comerciales, han sucumbido a dicha tendencia. Se podría decir que los perfumes con toques gourmand son el equivalente al SUV en la industria automovilística. Por suerte, me gustan los SUV, no puedo decir lo mismo de los perfumes gourmand, digo por suerte, porque me gustan los coches, me voy por las ramas...

No quiero inducir a error, ni confundiros al hablaros de la tendencia gourmand. Mademoiselle Rochas es una fragancia floral y frutal, que intenta captar a un público más joven, introduciendo un toque dulce en su composición, gracias a la manzana caramelizada, la vainilla y el ámbar. 

Si no recuerdo mal, la marca gala no tenía hasta este lanzamiento, ninguna fragancia enfocada al público más joven. Eau de Rochas es atemporal, tiene un rango de edad bastante amplio, prácticamente se vende solo, porque hay muchísimas mujeres fieles a su fragancia desde que lo probaron, pero es lógico que lanzaran esta fragancia para atraer a las mujeres más jóvenes. 

Hay quien la compara con Baby doll de YSL, y os puedo decir, que si, que guarda cierto parecido. Tuve Baby doll hace bastante años, y me la ha recordado. 

Tiene buena fijación, pero no deja estela. Es una fragancia para usar todos los días, aunque yo personalmente lo descartaría en verano, exceptuando en la noche, porque las notas de fondo son algo densas, al menos así lo siento en mi piel. Creo que no me queda nada en el tintero.

Espero que os haya resultado interesante. Muchas gracias por vuestras lecturas y comentarios. Disfrutad del fin de semana. 

Au revoir.